Figueroa atribuye baja de inscritos para la ex PSU a crisis por...

Figueroa atribuye baja de inscritos para la ex PSU a crisis por pandemia

Compartir

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, abordó la baja en el número de inscritos que se registró este año para rendir la Prueba de Transición (PDT), que reemplaza a la PSU.

Según datos de la Subsecretaría de Educación Superior –dados a conocer por Emol–, este año 262.377 personas se inscribieron para dar la prueba, un 11% menos que el año pasado.

Figueroa comentó que la cifra «no sorprende tanto», ya que «todos los años se inscriben alumnos y no todos esos alumnos dan la prueba«. «Por lo tanto, lo que probablemente ha ocurrido este año –considerando que es un año muy complejo y además venimos saliendo de un proceso de prueba que también fue bastante complicado– es que se inscriben solo aquéllos que están convencidos de dar la prueba«, dijo el ministro en T13 Radio.

Relacionado con lo anterior, sostuvo que es probable que «la crisis económica y los efectos de la pandemia», «sea lo que explique una baja en la inscripción», dado que hay personas que en otro contexto hubiesen rendido la prueba, pero al menos por este año priorizarán trabajar.

«Tiene mucho que ver con la situación de la pandemia, porque a veces alumnos se inscriben para ver si la dan, y a lo mejor (ahora) ya tienen claramente tomada una decisión de que no van a dar la prueba, ya sea porque optarán por ir directamente al mundo laboral, sobre todo dentro de los adultos», señaló, aludiendo a las personas que no son de la promoción de este año.

De hecho, dijo que «lo que hemos visto en esta oportunidad es que alumnos de escuelas de adultos optaron por no inscribirse y también muchos alumnos de liceos técnico profesionales». «Que adultos no se hayan inscrito tiene mucho que ver con eso, porque entre estudiar e ir a trabajar muchos optan derechamente por, al menos un año o dos años, trabajar y luego continuar con sus estudios«, señaló.

Agregó que «también hay un tema que uno puede considerar y es que este año la educación superior se ha visto afectado por la pandemia y las clases han tenido que ser online; existe cierta incertidumbre, considerando que todavía las instituciones de educación superior, salvo algunas, siguen manteniendo clases online y obviamente todo eso genera un proceso de distanciamiento en algunos jóvenes o adultos, que tienen que tomar decisiones más complejas: si trabajan para ayudar a sus familias, si estudian, y frente a todas estas necesidades y dificultades muchas veces optan por pasarse directamente al mundo laboral«.

De todas formas, el ministro señaló que, «una vez que se rinda la prueba, habrá que comparar los que efectivamente la rindieron, porque lo que ocurre todos los años es que alumnos que estaban inscritos no se acercan a rendirla en su momento«. (Emol T13)

Dejar una respuesta