Fenómeno climático en Santiago: ni granizo ni nieve, graupel

Fenómeno climático en Santiago: ni granizo ni nieve, graupel

Compartir

No es ni granizo ni copos de nieve, sino que algo intermedio llamado graupel. Eso fue lo que cayó el día de ayer en la tarde en la capital pasada las 15:30 en las comunas de Providencia, Renca, Las Condes y Quilicura, entre otras.

Según explicó a LUN Roberto Rondanelli, doctor en Ciencias Atmosféricas del Massachusetts Institute of Technology e investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia de la U. de Chile, el graupel “es un fenómeno meteorológico tan extraño, que es muy probable que no haya caído en Santiago hace décadas”.

Tres factores ocurrieron para que cayera en la capital: una tormenta convectiva, que produce un ascenso de aire húmedo y cálido dando origen a nubes oscuras. El segundo elemento es la presencia de microgotas de agua sobreenfriada que se mantienen en estado líquido pese a estar en temperaturas bajo cero, “pero que son capaces de pasar a sólido al mínimo contacto con una superficie sólida”, según explica Rondanelli.

El tercer factor en una isoterma baja. “Cuando las corrientes ascendentes son capaces de mantener los copos de nieva más o menos a la misma altura que las microgotas de agua sobreenfriada, éstas últimas no sólo entran en contacto con las partículas sólidas del copo, sino que terminar por cristalizarse instantáneamente”, detalló María Soledad Valdebenito, climátologa de alta montaña.

Gracias a los 2,7 grados de la capital en ese momento, y la corta distancia entre la nube y la cuenca de Santiago, el graupel no se derritió antes de tocar tierra. (Emol LUN)

Dejar una respuesta