Felipe Kast confirma interés propio y de Evópoli por precandidatura a La...

Felipe Kast confirma interés propio y de Evópoli por precandidatura a La Moneda

Compartir

No escondió el bulto. En un nuevo capítulo de Conversaciones LT, que La Tercera ofrece a sus suscriptores, el senador por La Araucanía, Felipe Kast (Evópoli) tuvo un interesante mano a mano con la editora de La Tercera Domingo, María José O’Shea. De entrada, se le consultó si –como en 2017, cuando fue precandidato– sigue interesado en competir por el sillón de La Moneda.

“Por supuesto que estamos mirando La Moneda, no solamente yo, sino que Evópoli. Evópoli va a competir, yo soy parte de un proyecto colectivo, y ese proyecto colectivo sin duda va a competir en las próximas primarias”, dijo sin rodeos el parlamentario.

Incluso, señaló que su colectividad tiene un diagnóstico claro de lo que se debe realizar para revertir lo que él definió como una crisis política que vive el país.

Falló el Estado, construimos dos Chiles, que no conversaban entre ellos. Hay algunos que podíamos escapar del Estado, que vivíamos en Suiza o en Europa, y el resto de los chilenos que tenía que conformarse con una educación pública capturada por operadores políticos en ministerios sociales (como el de Salud, Educación, Sename) y paradójicamente, en las instituciones económicas fuimos muy exigentes, pusimos pura meritocracia, cero captura política –explicó Kast–. Desde lo público, hemos generado desigualdades que fraccionan la democracia y para un liberal, eso no tiene ningún sentido”.

LAVÍN Y JADUE

Kast también tuvo palabras para referirse a quienes marcan como favoritos en las encuestas en sus respectivos sectores, los alcaldes Joaquín Lavín y Daniel Jadue.

Sobre el primero, opinó que le parece un error que vaya a la reelección a la alcaldía de Las Condes si tiene aspiraciones presidenciales. “Honestamente, no me preocupa mucho si es que va o no va. Creo que no es correcto. Si él quiere ir a La Moneda, que lo diga. No me parece bueno que alguien diga ‘no, mire yo no quiero ir a La moneda’ si sabemos que él está trabajando para eso”.

“Además, creo que es un error político –agregó Kast–. Yo creo que es difícil tener credibilidad en política si dices algo y a la semana la gente te dice ‘pero cómo si usted dijo otra cosa’. Esa decisión me parece contradictoria”.

Felipe Kast también se refirió al edil de Las Condes por su idea de un gobierno de “convivencia nacional”. Para el Evópoli, eso tiene dos caras. “Lo positivo es que yo sí creo que no necesitamos polarizar Chile, y eso requiere un tono, requiere un estilo muy como el de Briones, de Blumel, de Gloria Hutt, de personas que creen que la política buena se hace dialogando, con convicciones, pero con un tono sobrio, no como si fuera barra brava, que hay algunos que ven la política así”.

¿Y lo negativo? “Lo que encuentro falso es la idea utópica de que aquí en realidad vamos a gobernar todos, aquí no hay ideas distintas. Soy socialdemócrata un día, soy liberal otro día. Esa parte. No. Las coaliciones políticas no dan lo mismo”.

Y recalcó que derechamente, no cree en la autodefinición de Lavín como “socialdemócrata”: “Soy liberal, pero no soy socialdemócrata. Lavin no creo que sea socialdemócrata, yo creo que fue estrategia de marketing”.

Sobre Daniel Jadue, fue especialmente duro. Le respondió al alcalde de Recoleta por sus dichos de que la derecha se está subiendo al carro del Apruebo. “Fue el Partido Comunista el que se quedó fuera del acuerdo. No solamente a fines de los ’80, sino que el 15 de noviembre del 2019, así que el señor Jadue venga a decirnos ahora, con una soltura de cuerpo increíble, que hay algunos de la derecha que nos estamos subiendo al Apruebo, siendo que hemos estado con el Apruebo desde el inicio, ¡sino que él no estuvo para el acuerdo del 15 de noviembre!, ¡él fue el que no estuvo dispuesto a firmar este acuerdo democrático! Así que el señor Jadue me venga a dar lecciones de demócrata, por favor”.

Veo a algunos políticos o candidatos que se han dedicado a polarizar el país, que creen que la receta es tirar la cuerda más fuerte, y veo a otros candidatos que simplemente se suben a las olas de las encuestas y tratan de navegar la ola en forma bastante superficial, o liviana”, señaló también Kast.

SOBRE EL APRUEBO

No lo ha escondido. Es uno de los miembros de Chile Vamos que ha manifestado públicamente su apoyo a la opción Apruebo en el próximo plebiscito constituyente de octubre.

“Yo voto Apruebo porque rechazo la violencia, frente a aquellos que quieren convencer a los chilenos de que la forma de resolver nuestros conflictos es la violencia. Es la polarización”, declaró Kast. Además, se manifestó un partidario absoluto del proceso.

“Yo estoy convencido de que el proceso constituyente es una tremenda oportunidad de volver a ponernos de acuerdo. A diferencia de los argumentos de la izquierda que dicen que la constitución nueva nos va a resolver todos los problemas sociales de Chile, eso es una mentira”, argumentó Kast.

Y añadió: “Es una oportunidad de sentarnos a la mesa, izquierdas y derechas, azules y rojos, de igual a igual, sin ventaja para nadie, eso es bien importante”.

“No estoy disponible a votar Rechazo, que significa que no estoy dispuesto a sentarme a la mesa para intentar ponernos de acuerdo…y soy optimista en que vamos a tener una Constitución que no sea de izquierda ni de derecha”, agregó.

Además, como lo ha manifestado públicamente su partido, Felipe Kast se declaró partidario de la modalidad de la convención mixta. “Lo bueno que tiene la mixta que le da legitimidad al Congreso vigente”.

Pero también le reconoció ventajas a la otra opción, de miembros 100% elegidos. “Tiene igual legitimidad porque es parte una reforma constitucional que aprobamos entre todos. Sí creo que hay una ventaja que se incorporen a personas que van a participar en el proceso constituyente, y que después no van a poder ir a elecciones. Ese pequeño detalle, que después no pueden competir me gusta, porque en el fondo no van a andar con la calculadora de votar por lo políticamente correcto”.

Aunque aseguró que al final, “no me corto las venas por ninguna de las dos, no son muy diferentes”.

UNA CONSTITUCIÓN MINIMALISTA

¿Cómo se imagina Felipe Kast una nueva Constitución? Fundamentalmente, de forma minimalista y democrática. «Porque de lo contrario le estaríamos imponiendo a las futuras generaciones nuestras visiones, y eso creo que es tremendamente antidemocrático, además que generaría expectativas que serían difíciles de cumplir”.

“Si simplemente caemos en una constitución maximalista, creo que muy es difícil que sea de todos, porque va a ser maximalista, ¿desde el punto de vista de quién?, ¿de la izquierda?, ¿de la derecha? Por lo mismo una constitución democrática permite buscar los mínimos comunes. Los máximos comunes no existen, sino, no sería la Constitución de todos”. (La Tercera)

Dejar una respuesta