Fed devolverá fondos al Tesoro a medida que venzan planes de ayuda

Fed devolverá fondos al Tesoro a medida que venzan planes de ayuda

Compartir

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo el viernes que regresaría los fondos de emergencia no utilizados al Tesoro, como lo pidió el secretario Steven Mnuchin, como parte de una decisión de dejar que expiren una serie de programas de créditos a finales de año.

Los programas incluyen líneas de préstamos para pequeñas empresas y ciudades establecidos bajo la Ley Cares de respuesta al coronavirus.

Su retiro ha sido criticado por la Fed, asegurando que es prematuro.

Sin embargo, Powell reconoció en una carta a Mnuchin que el Tesoro tiene la «única autoridad» sobre si dejar que se mantengan los programas y que la Fed «realizará los preparativos con usted para regresar las porciones no utilizadas de los fondos asignados a las líneas de la Ley Cares en relación a su término».

DECLARACIONES DE MNUCHIN

ReutersLuego de solicitar el jueves a la Reserva Federal de Estados Unidos que regrese los fondos asignados a préstamos de emergencia por programas relacionados con el coronavirus, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, salió a defender hoy su declaración, diciendo que todavía hay mucho dinero para proporcionar fondos donde se necesita.

En una entrevista con la cadena CNBC, Mnuchin justificó su actuar afirmando que «esto fue algo muy simple. Estamos siguiendo la intención del Congreso». Así, criticó que «me parece un poco irónico ahora que estoy siendo prudente y devolviendo el dinero al Congreso como se supone que debo hacer, que la gente esté cuestionando eso».

Las declaraciones se producen al día siguiente de que el líder del Tesoro señaló que no buscarán extender los programas de préstamos por coronavirus, y que el 31 de diciembre es el plazo para devolver los montos no utilizados que expiran el último día del año.

Los programas en cuestión cubren la compra de bonos corporativos, préstamos a gobiernos estatales y locales, además del programa de préstamos a empresas pequeñas y medianas, los cuales la Fed buscaba extender.

«Este no es un tema político. Esto es muy simple», defendió Mnuchin, explicando que «los mercados deberían estar muy cómodos porque nos queda mucha capacidad», y diciendo que hay hasta US$ 800 mil millones disponibles de ser necesarios.

Pese a ello, aseguró que «no necesitamos comprar más bonos corporativos. El mercado municipal está funcionando, la gente puede pedir prestado mucho dinero en los mercados».

Previo a las declaraciones del secretario, el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, conversó con el mismo medio, afirmando que «el rol de respaldo es muy importante por bastante tiempo, así que es decepcionante».

En respuesta a ello, Mnuchin instó a Evans a «leer la ley, que es muy clara», o bien le solicitó que conversara directamente con el comité del Congreso, de quienes insistió que es la responsabilidad de la acción.

Incluso, afirmó que el presidente de la Fed, Jerome Powell, «entiende mi opinión sobre la intención del Congreso», defendiendo que «el presidente Powell y yo tenemos una relación de trabajo muy estrecha».

NUEVO PAQUETE DE AYUDA

También esta mañana, Mnuchin anunció que junto a los legisladores republicanos comenzarán a trabajar en la elaboración de un paquete de estímulo específico, para discutir con los legisladores demócratas dentro de las próximas semanas.

Hoy por la tarde él y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, se reunirán con el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell y su par en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para comenzar el diseño y luego acudir a la oposición.

En cuanto a los próximos pasos, señaló que «vamos a idear un plan para sentarnos con (Nancy) Pelosi y (Chuck) Schumer y tratar de hacer un proyecto de ley específico para las personas que realmente lo necesitan. Y es de esperar que los demócratas trabajen con nosotros». (DF)

Dejar una respuesta