Evalúan proyecto para exportar electricidad solar vía cable submarino a Asia

Evalúan proyecto para exportar electricidad solar vía cable submarino a Asia

Compartir

Primero fue la fibra óptica y ahora será un cable submarino de alta tensión. El gobierno está trabajando en un proyecto que básicamente busca exportar la energía solar que se produce en el norte durante el día para ser consumida en las noches de Asia.

Así describió el denominado proyecto Antípodas el presidente Sebastián Piñera en el marco del encuentro empresarial ENADE que organiza Icare y que este año se realizó en las alturas de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Según explicó, esto nace de la idea de que cuando en Asia es de noche, acá es de día, y como tenemos uno de los desiertos con mayor radiación solar del mundo, se podría exportar esa electricidad para reemplazar carbón y otros combustibles que esos países deben utilizar para abastecerse.

Esto, a través de un tendido eléctrico submarino, que permita movilizar estos grandes volúmenes de energía. “El Proyecto Antípodas busca construir una alianza estratégica con algunos de esos países para que Chile exporte entre 200 mil y 600 mil MW, a través de un cable submarino de larga extensión, que evitaría la emisión de hasta 1,6 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale al 4,5% del total de las emisiones mundiales”, dijo Piñera.

Aunque no entregó más detalles, trascendió que este tema estaría siendo analizado por el Ministerio de Energía y participarían otras carteras también, como el de Economía. Aunque está en etapa de proyecto, tendría algunos avances, con el objetivo final de que sea licitado. Se desconocen los plazos.

DUDAS SOBRE MAGNITUD DEL PROYECTO

Aunque ambicioso, una iniciativa de esta naturaleza implicaría desafíos de ingeniería y financiamiento relevantes.

Primero, porque solo construir una línea de corriente continua entre Antofagasta y Santiago implicaría recursos por el orden de US$ 2.000 millones, por un tendido de unos 1.300 KM. Llegar a Asia sería varias veces ese monto, por la distancia (al menos unos 15.000 km) y, además, la tecnología submarina es más costosa.

Esto sin considerar la inversión en nuevas plantas solares. Actualmente, Chile tiene una capacidad instalada total del orden de 28.000 MW.

La electricidad que se buscaría enviar también abrió dudas. Para tener una referencia, si el volumen a exportar fueran 200 GWh (o 200 mil MWh), eso equivale a lo que consume Chile en un día. (DF)

Dejar una respuesta