Estudio UDD revela nuevas motivaciones electorales tras 18-O y plebiscito

Estudio UDD revela nuevas motivaciones electorales tras 18-O y plebiscito

Compartir

Un reciente estudio elaborado por el Laboratorio Constitucional de la UDP y la consultora Subjetiva llamado La Otra Mitad, demostró que a raíz del estallido social del 18 de octubre del 2019 y posterior plebiscito constituyente de mayo del 2021, la ciudadanía cambió sus motivaciones respecto a la participación electoral y política.

Principalmente, de acuerdo a la medición, porque el proceso de cambio político iniciado a partir del estallido social ha modificado las percepciones de quienes habitualmente no votan en las elecciones, pero también, ha incidido entre los que empezaron a hacerlo desde las elecciones presidenciales del 2017.

Según el estudio realizado en base a cuatro focus groups con diferentes tipos de votantes distribuidos por edad, se identifican tres perfiles de votantes.

Están los “incrédulos” frente a la política, denominados no votantes crónicos, quienes señalan un matiz respecto de la participación en otras instancias de corte territorial.

También están los “ilusionados” con los nuevos procesos políticos y los “convencidos” entre los nuevos votantes, que además acompañan la votación con acciones de participación política.

Al respecto, el socio director de Subjetiva, Sergio España, explicó a EL DÍNAMO que si uno analiza a los no votantes crónicos es posible percibir que “ellos no ha cambiado su decisión de no votar”, pese a que tras el estallido social y posterior plebiscito constituyente, “cambiaron la justificación”.

“Antes decían no voto porque son todos ladrones y corruptos y ahora es no voto para dar una señal al sistema. O sea, la abstención es conceptualizada como una decisión y señal que se da al sistema”, detalló.

Sobre el segundo grupo llamado el de los “ilusionados”, en palabras de Sergio España, “entran a votar con la idea de votar por el mal menor en función de un objetivo mayor como el cambio político”, donde se detecta “una influencia determinante de octubre del 2019, el plebiscito y la Convención Constitucional”.

“Por último, hay un relato de las personas que ya están votando con la expectativa que ese cambio es posible, que son los más convencidos”, profundizó.

Dejar una respuesta