El complejo desafío que presentan los niños en situación de calle- Carol...

El complejo desafío que presentan los niños en situación de calle- Carol Bown

Compartir

Durante la semana pasada, desde el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, en conjunto con Sename, entregamos los resultados del Conteo Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes en situación de calle, realizado en conjunto con la Universidad Alberto Hurtado, con el acompañamiento de una mesa de expertos integrada por Unicef, la defensoría de la niñez, Asociación Chilena de Municipalidades y organizaciones ligadas al trabajo con niños en esta situación (como el Hogar de Cristo y la Fundación Don Bosco, entre otros). El objetivo del conteo fue obtener mayor información respecto de la magnitud y caracterización de los niños en esta realidad (el último levantamiento se realizó el año 2011), de forma tal de diseñar una política pública especializada, focalizada y pertinente, de acuerdo a lo establecido en el Acuerdo Nacional por la Infancia, impulsado por el Presidente Sebastián Piñera.

El resultado global del conteo nos muestra que se encontraron 547 niños que declaran haber pernoctado al menos una vez en la calle, sin la compañía de un adulto, en el último año, de los cuales el 25% durmió al menos 4 noches en la calle en último mes.

Si bien nunca es una buena noticia que existan niños en esta situación, el esfuerzo de visibilizar esta realidad y caracterizar a los niños en situación de calle es un avance importante que demuestra una vez más que nuestro compromiso con los niños es genuino, serio y urgente. En este sentido, los resultados de este conteo muestran la alta complejidad que presentan estos niños, y que el trabajo para sacarlos de la situación de calle será difícil y de largo aliento. Urge entonces generar también programas preventivos, que permitan evitar esta situación de la que luego es tan difícil salir. Y de esto nos estamos encargando en la Subsecretaría de la Niñez.

El hecho que el principal motivo señalado por estos niños sea “problemas con mi familia” (53%) o “abandono del sistema residencial” (19%), nos lleva a confirmar que lo que estamos haciendo para apoyar a las familias en su rol protector y en la reformulación del sistema de protección va en la línea correcta. Asimismo, se confirman desafíos importantes del intersector, como el Ministerio de Educación, con el 55% que no asiste a la escuela o el 61% que tiene rezago escolar, y el Ministerio del Interior, a través de #ElijeVivirSinDrogas, con un 62% que declara consumir marihuana, 46% alcohol y 19% cocaína, sin perjuicio de que la mayoría presenta policonsumo de substancias.

Los niños señalan que sus principales miedos son ser asaltados o abusados y se han tomado medidas urgentes como la ampliación sustancial de la cobertura del programa para niños en situación de calle; la implementación de recorridos de proximidad 24/7 en las regiones Metropolitana, Valparaíso y Biobío, y la apertura de albergues de emergencia durante el invierno, donde puedan pernoctar. Asimismo, comenzará el diseño de un registro de información y seguimiento asociado al Registro Social de Hogares para poder hacer seguimiento de la trayectoria de los niños, y lograr su acceso a la oferta de protección social disponible para ellos. Por otra parte, se convocará a un grupo de expertos para el diseño de una política pública específica para primero prevenir y luego ayudar a salir de esta situación a quienes resulte pertinente.

Finalmente, los datos nos muestran que los niños declaran que, cuando tienen un problema o necesidad, el 35% recurre a sus familias y el 72% mantiene contactos con sus familiares. Esto no hace más que confirmar que ni la mejor política pública va a poder reemplazar el rol de la familia, por lo que nuestro recién creado Ministerio de Desarrollo Social y Familia va en directo apoyo de las familias, quienes tiene el rol primordial en la protección de los niños, pero que muchas veces por desprotección de ellas mismas y por falta de herramientas se han transformado en factores de vulneración.

Nuestra misión es poner a #LosNiñosPrimero y el conteo de niños y adolescentes en situación de calle es un paso más en esta importante tarea. (El Líbero)

Carol Bown

 

Dejar una respuesta