EEUU: tasa de pobreza cae a su menor nivel desde la recesión

EEUU: tasa de pobreza cae a su menor nivel desde la recesión

Compartir

La tasa de pobreza de EEUU cayó a su menor nivel desde antes de la crisis financiera, según datos revelados este martes por la Oficina del Censo de ese país.

Las cifras mostraron que 11,8% de las familias estadounidenses vivían bajo la línea de la pobreza en 2018, menor frente al 12,3% en 2017 e incluso más bajo respecto de 2007, el año antes a la recesión más reciente. 

Sin embargo, los salarios medios de los hogares en 2018 se estancaron en US$ 63.200 al año, manteniéndose sin cambios respecto al año anterior, luego de tres de aumentos.

DESAFÍOS PARA LA CASA BLANCA

Los datos dejan a la administración de Trump y la Reserva Federal con un desafío familiar: cómo mantener la expansión económica de EEUU, con ganancias salariales para los trabajadores de bajos ingresos, al mismo tiempo que ofrece una significativa ayuda a la clase media.

La caída del índice de pobreza entrega mayor evidencia de que en una economía de “alta presión” -el desempleo ha sido igual o menor al 5% durante 36 meses-, el crecimiento de los salarios va desproporcionadamente a las personas con los ingresos más bajos, como los empleados minoristas o de hoteles. Para una familia de cuatro, el nivel de pobreza es un poco más de US$ 25 mil por año.

En el último año, ha habido evidencia de que los trabajadores tienen más poder de negociación. En la última encuesta de negocios del Libro Beige de la Fed, por ejemplo, varios distritos reportaron un aumento en los costos para beneficios de los trabajadores, como capacitación, horas flexibles y permisos.

Pero en agosto, el crecimiento de los salarios, la mayor señal del poder de negociación,  permaneció en 2,5% para empleados bajo el nivel de dirección. Eso es lo más alto que ha estado desde la recesión, pero continúa bajo respecto a lo que estaba durante las expansiones previas.

“Si bien cualquier reducción de la pobreza o aumento de los ingresos es un paso en la dirección correcta, la mayoría de las familias apenas recuperaron el terreno perdido en la última década”, dijo Elise Gould, economista principal del Instituto de Política Económica, un think-tank.

DIFERENCIAS DEMOGRÁFICAS

Los datos de la Oficina del Censo de EEUU, un suplemento anual extraído de la Encuesta de Población Actual del organismo, también mostraron disparidades en el crecimiento económico de EEUU. En los últimos años, la brecha entre el desempleo de personas blancas y afroamericanas ha cerrado a su nivel más bajo en décadas. Pero el ingreso anual promedio para las familias afroamericanas fue de US$ 41.400 en 2018. Las familias hispanas, en tanto, ganaron alrededor de US$ 10 mil más el año pasado. Las familias blancas ganaron US$ 70.600.

Entre los trabajadores mayores de edad de tiempo completo, las mujeres ganaron el 81,6% de lo que lo hicieron los hombres en 2018, un poco menos que en 2017.

El documento también mostró un aumento en la fracción de personas sin seguro de salud en EEUU. Un aumento de 0,5% a 8,5%, o 27,1 millones de personas. Ese es el primer aumento desde que las provisiones de la Ley de Asistencia Asequible, conocida como Obamacare, entraron en vigencia en 2014.

El aumento fue más fuerte para los adultos en edad laboral, pero no hubo un patrón geográfico claro. Las tasas de personas sin seguro aumentaron, por ejemplo, en Texas, Ohio, Michigan y Washington, pero disminuyeron en Nueva York y Carolina del Sur. (FT Español-DF)

Dejar una respuesta