EE.UU. endurece sanciones contra Irán y eleva tensión en medio oriente

EE.UU. endurece sanciones contra Irán y eleva tensión en medio oriente

Compartir
A handout picture released by the Iranian Presidency on August 21, 2018, shows President Hassan Rouhani (L) sitting in the cockpit of the "Kowsar" domestic fighter jet, at the National Defence Industry exhibition in the capital Tehran. Iran unveiled its first domestic fighter jet at a defence show in the capital Tehran today, a fourth-generation fighter, with "advanced avionics" and multi-purpose radar, which the local Tasnim news agency said was "100-percent indigenously made". / AFP PHOTO / Iranian Presidency / HO

Estados Unidos volvió a endurecer este miércoles sus sanciones económicas contra Irán, horas después de que Teherán anunciara la suspensión de dos compromisos del acuerdo internacional sobre su programa nuclear firmado en 2015.

Irán amenazó además con renunciar a otros compromisos si los restantes firmantes del acuerdo -Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania- no encuentran una solución en un plazo de 60 días para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses contra Irán, en particular en los sectores petrolero y bancario.

El anuncio iraní llegó un año después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo sobre el programa nuclear.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no tardó en responder a las declaraciones de Teherán e indicó en un comunicado que su país sancionará los sectores del hierro, el acero, el aluminio y el cobre.

“Autorizar el acero y otros metales iraníes en sus puertos ya no se tolerará”, avisó Trump a los demás países.

ARCHIVO | Agence France-Presse

ARCHIVO | Agence France-Presse

La Casa Blanca, que ya impuso sanciones para evitar la venta de petróleo iraní al extranjero, indicó que los sectores del acero y de la minería suponen un 10% del dinero conseguido por Irán con las exportaciones, su segunda mayor fuente de ingresos por detrás del crudo.

“Teherán puede esperar más acciones salvo que cambie en lo fundamental su conducta”, dijo Trump en el comunicado, en el que reafirmó sin embargo su esperanza de reunirse “algún día” con los líderes iraníes para negociar.

Los anuncios de este miércoles se producen en un clima de tensiones exacerbadas entre Irán y Estados Unidos, que indicó esta semana que enviaba un gran portaaviones y bombarderos B-52 al golfo Pérsico.

Desde este miércoles “la República Islámica de Irán no se considera comprometida a respetar las restricciones concernientes a las reservas de agua pesada y uranio enriquecido”, afirmó el Consejo Superior de Seguridad Nacional en un comunicado.

El presidente Hasan Rohani señaló que estas medidas se ajustan al acuerdo de Viena que permite a los firmantes suspender parcial o totalmente algunos de sus compromisos en caso de incumplimiento de otra de las partes.

Hasan Rohaní | ARCHIVO | Agence France-Presse

Hasan Rohaní | ARCHIVO | Agence France-Presse

“OPERACIÓN QUIRÚRGICA”

El acuerdo “necesitaba sufrir una operación quirúrgica luego de que un año de sedantes no produjese ningún efecto”, declaró Rohani. “Esta operación quirúrgica está destinada a salvarlo, no a destruirlo”, insistió.

La decisión iraní preocupa, no obstante, a la comunidad internacional y especialmente a los europeos, que siguen defendiendo el pacto de 2015, a pesar de la retirada estadounidense.

Londres consideró que esa medida era “inoportuna”; Berlín llamó a Teherán a respetar el acuerdo “en su totalidad”; y París, que no excluye nuevas sanciones de la Unión Europea (UE), mostró su “preocupación” y pidió evitar cualquier “escalada”.

Pekín llamó por su parte a la “moderación” y el diálogo, y Moscú insistió en la importancia de “convencer” a los europeos de la necesidad de “cumplir con sus promesas”, algo que la UE no hizo, según acusó el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad, en Moscú, donde dio una rueda de prensa con su homólogo ruso Serguéi Lavrov.

Validado por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el acuerdo permitió a Irán obtener un levantamiento parcial de las sanciones internacionales a las que estaba sometido.

A cambio, Teherán aceptó limitar de manera drástica su programa nuclear y se comprometió a no buscar dotarse del arma nuclear.

Pero al juzgar que el acuerdo no ofrecía garantías suficientes,el presidente estadounidense Donald Trump retiró a su país hace exactamente un año y restableció sanciones contra Teherán.

Esto afectó duramente a la economía de la República Islámica y a sus relaciones comerciales con los otros países involucrados.

Los europeos, China y Rusia reiteraron su compromiso, pero se mostraron incapaces de respetar su promesa de permitir que Irán se beneficie de las ventajas económicas del acuerdo.

La UE creó un mecanismo para permitir que Irán continúe comerciando con sus empresas eludiendo las sanciones estadounidenses, pero esa iniciativa aún no ha permitido ninguna transacción.

ARCHIVO | Agence France-Presse

ARCHIVO | Agence France-Presse

POCO TIEMPO

Teherán advirtió que, si al cabo de 60 días los otros países no encuentran una solución, dejará de respetar las restricciones sobre el grado de enriquecimiento de uranio o las medidas relativas a la modernización del reactor de agua pesada de Arak, en el centro de Irán.

La República Islámica agregó que las medidas anunciadas pueden revertirse en cualquier momento si las exigencias de Irán “son tomadas en cuenta”. Pero si al cabo de 120 días “no llegamos a un resultado, se tomará otra medida”, agregó Rohani, sin dar detalles.

Robert Kelley, un exinspector nuclear de la ONU que trabaja ahora en el Instituto Internacional de Estocolmo de Estudios para la Paz (SIPRI), afirmó que los compromisos que dejaría de cumplir Irán no tenían relevancia en su capacidad de desarrollar la bomba atómica.

El encargado de verificar la aplicación del acuerdo por parte de Irán, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) certificó hasta el momento que Teherán respetaba sus compromisos.

MIKE POMPEO: “RESPUESTA RÁPIDA Y FIRME”

El secretario de Estado Mike Pompeo advirtió este jueves que Estados Unidos responderá de una forma “rápida y firme” ante cualquier ataque de Irán, la última amenaza de una serie de intercambios entre ambos países.

“No buscamos la guerra, pero nuestra contención actual no debe ser interpretada equivocadamente por Irán como una falta de determinación”, añadió en un comunicado.

Washington ha enviado esta semana un portaviones y bombarderos B-52 al golfo Pérsico ante amenazas de ataques “inminentes” que atribuye a Teherán.

Según Pompeo, “la República islámica de Irán ha hecho en las últimas semanas una serie de acciones y declaraciones amenazantes que alimentan una escalada” de tensiones. 

“Cuarenta años de asesinatos de soldados estadounidenses, de ataques contra instalaciones estadounidenses, y de estadounidenses secuestrados por Irán, son un recordatorio constante de que tenemos que defendernos”, dijo el jefe de la diplomacia.

“El régimen de Teherán debería saber que cualquier ataque hecho por ellos o por sus delegados contra intereses de Estados Unidos o contra sus ciudadanos va a recibir una respuesta rápida y firme“, dijo Pompeo.

“Hasta ahora, la opción por defecto del régimen ha sido la violencia, y hacemos un llamamiento a quienes en Teherán ven un camino hacia un futuro próspero a través de un disminución de la tensión para modificar el comportamiento del régimen”, añadió.

Washington no ha precisado a qué amenazas se refiere la administración de Donald Trump desde el fin de semana pasado, cuando decidió enviar su portaviones al golfo Pérsico. (Bio Bio AFP La Nación)

Dejar una respuesta