Denuncian 4.256 casos de robos y agresiones en hospitales en 2017

Denuncian 4.256 casos de robos y agresiones en hospitales en 2017

Compartir

Robos con violencia, con intimidación, lesiones, homicidios y violaciones. Estos son algunos de los ocho mil delitos violentos y contra la propiedad que han ocurrido en los últimos dos años al interior de clínicas y hospitales del país, según cifras entregadas por Carabineros.

Las estadísticas de la policía revelan que en 2016 y 2017 los Delitos de Mayor Connotación Social en estos recintos ascendieron a 4.362 y 4.256, respectivamente.

Esta situación ha provocado que el Colegio Médico se declare en “alerta máxima”, ya que la entidad reconoce que existen altos niveles de inseguridad en los hospitales como también en los centros de atención primaria.

Además, esta problemática incluso ha provocado movilizaciones en varias ciudades del país para llamar la atención y solicitar mayores medidas de seguridad. Incluso, la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) realizó el pasado miércoles 30 de mayo un paro nacional por 24 horas en contra de la violencia hacia las y los trabajadores de salud.

El presidente del Colegio Médico de Antofagasta, Aliro Bolados, comentó que para prevenir los ataques delictuales, los facultativos ya han organizado una serie de charlas junto a la Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico (Falmed), que esperan replicar a lo largo del país.

“A nivel nacional hay una alerta para adoptar las medidas de prevención que está patrocinando el Colegio Médico”, agregó Bolados.

Las constantes balaceras que se escuchan en torno al Hospital Regional de Antofagasta y ataques o amenazas recibidas por el personal médico llevaron a las autoridades del centro a solicitar un carabinero de punto fijo, sumado a una mayor cantidad de rondas policiales por el sector.

VIOLENCIA

Entre 2014 y 2018, de acuerdo a datos de Falmed, se registran 23 juicios por agresiones contra médicos. El mayor número de casos ocurrió el año pasado, con siete denuncias.

“Es un problema que se ha ido incrementando, como también ha aumentado el nivel de violencia. Esto ha causado una mayor victimización y sensación de temor por parte de los profesionales”, explica Izkia Siches, presidenta nacional del Colegio Médico.

Uno de los hechos más recientes ocurrió en abril pasado, cuando una persona asesinó a dos individuos que habían llegado heridos al Centro de Salud Familiar en Hualqui, Biobío.

Maximiliano Morgado, enfermero del consultorio, considera que los mayores hechos de violencia en centros asistenciales evidencian un “cambio cultural” en la población. “No había pasado nunca (…) Hualqui, más encima, es considerada una comuna tranquila”, dice. (El Mercurio)

Dejar una respuesta