Declaración de humedales en P. Montt incide en 15 obras por US$...

Declaración de humedales en P. Montt incide en 15 obras por US$ 130 mills.

Compartir

El inventario Nacional Humedales, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), ya suma cerca de 60 acuíferos urbanos en todo el país. Y es que este jueves dicha cartera oficializó la declaración de cinco nuevas superficies hídricas al sur de Chile, de los cuales dos están ubicados en Puerto Montt, donde el proceso que actualmente lleva adelante el ministerio de Javier Naranjo junto a la municipalidad de esa comuna, podrían afectar a cerca de 15 proyectos de construcción.

Según lo publicado esta mañana en el Diario Oficial, el MMA reconoció la declaración de los humedales urbanos Mallolafquén de Villarrica; Estero Quellón de dicha comuna; y Mallinko Abtao Lawal, Valle Volcanes y Antiñir de Puerto Montt. Del total de procesos, solo el correspondiente al acuífero de Quellón corresponde a una solicitud municipal, mientras que el resto de las peticiones fueron iniciadas por el Ministerio de Medio Ambiente.

Así, en el caso del humedal Mallink Abtao Lawal, el organismo estatal argumentó que la superficie «constituye un espacio patrimonial y espiritual para las comunidades indígenas organizadas de la zona». Y advirtió que el ecosistema presenta «altos niveles de amenaza, debido principalmente al desarrollo inmobiliario en el sector Alerce, la construcción de infraestructura vial y canales de drenaje». Esto, además de la exposición a incendios y la propagación de la especie exótica invasora Ulex europaeus.

Por su parte y en lo que respecta la declaración del humedal Valle Volcanes, el ministerio sostuvo que se consideró el cumplimiento de, al menos, alguno de dos grandes criterios: Que el ecosistema presente altos niveles de amenaza actual y/o proyectada; que la zona constituya un hábitat para especies de flora y/o fauna en amenaza; y que figure como un área de relevancia en términos culturales, sociales y turísticos. Y además se señaló que el humedal se encuentra «presionado por el desarrollo inmobiliario», y figura como «un espacio de alto valor patrimonial para los habitantes de la ciudad».

Mientras que entre las razones que permitieron dar el visto bueno a la declaración del humedal Antiñir, destacan la consideración de este espacio como una zona en riesgo debido a su progresiva degradación impulsada -al igual que en los casos anteriores- por el desarrollo de proyectos inmobiliarios. De esta manera, las obras habrían incidido en la aparición de microbasurales, animales domésticos e intervenciones como canales de drenaje y rellenos.

Cabe destacar que a partir de los procesos abiertos por el MMA y la comuna de Puerto Montt, al menos 15 proyectos han debido ingresar a análisis debido a su cercanía con las zonas que se busca proteger. De dichas construcciones, ocho se encuentran en evaluación del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de la comuna. De estos, cuatro corresponden a proyectos inmobiliarios, asociados a la piscicultura, una línea de transmisión eléctrica y un astillero, con inversiones estimadas por US$100 millones.

Mientras que los otros siete proyectos restantes, vinculados al sector inmobiliario, cuentan con la Resolución de calificación ambiental (RCA) otorgada por el SEA, y representan inversiones por un monto cercano a los US$31,5 millones.

Es decir, la declaración de al menos 18 humedales en la zona podría significar la paralización de obras avaluadas en más de US$130 millones, debido a que la ley no especifica un margen de distancia entre los proyectos y los humedales. Y esto implica que tanto las obras que se encuentran a 100 metros, como incluso aquellas que están a kilómetros de un humedal, pueden verse afectadas. (DF)

 

Dejar una respuesta