Contraloría ordena a Sharp aclarar acto por Revolución Cubana en el municipio

Contraloría ordena a Sharp aclarar acto por Revolución Cubana en el municipio

Compartir
25 de Abril de 2017/VALPARAISO El Alcalde Jorge Sharp realiza un punto de prensa fuera de la intendencia tras el fuerte sismo que ocurio este lunes en la tarde. FOTO:PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO

La Contraloría General de la República ordenó a la Municipalidad de Valparaíso iniciar un sumario para aclarar el uso de recursos públicos y el envío de invitaciones con logo de la alcaldía al acto de conmemoración de la Revolución Cubana, celebrado en enero de este año en dependencias del municipio.

La actividad, en la que no participó el alcalde Jorge Sharp, fue organizada junto a la Embajada de Cuba, la Casa de amistad chileno cubana José Martí de Valparaíso y la de Viña del Mar, además de la agrupación de profesionales ELAM (organización social que reúne a médicos graduados en Cuba).

El pronunciamiento del órgano de control surge a raíz de un requerimiento del diputado RN Andrés Celis, que reclamaba que el jefe comunal supuestamente vulneró el principio de probidad al extender la invitación, y utilizar las dependencias del municipio «para el desarrollo de una actividad de carácter política».

«Atendido la necesidad de esclarecer el origen de los recursos que financiaron el reseñado acto, y la existencia de una tarjeta de invitación al mismo, con el logo de la Municipalidad de Valparaíso, entre otros, que contiene expresiones que pueden ser consideradas como proselitismo político, lo que vulneraría la obligación de prescindencia política, esa entidad edilicia deberá instruir un procedimiento disciplinario para determinar las eventuales responsabilidades administrativas que pudieran derivarse de tales situaciones», señala el documento firmado por el contralor Jorge Bermúdez.

Además, el órgano de control pidió remitir el acto administrativo de inicio del sumario a la Unidad de Seguimiento de la Fiscalía de la Contraloría en un plazo de 15 días hábiles desde la recepción del presente oficio.

El documento agrega: «Siendo así, y considerando que se permitió utilizar un recinto municipal para llevar a cabo una actividad relacionada con una de las funciones municipales, como es la cultura, contemplada en la letra a) del artículo 40 de la ley N° 18.695, durante un periodo acotado y sin interferir en el objeto al que aquel está destinado, no se advierte la concurrencia de irregularidades en el otorgamiento de la respectiva autorización (aplica criterio contenido en los dictámenes N’s. 16.986, de 2014, y 99.127, de 2015, ambos de esta procedencia)».

«No obstante, debido a la ausencia de un procedimiento al que deban someterse las solicitudes de uso, tanto del salón de honor como de las demás dependencias municipales, esa entidad edilicia deberá adoptar las medidas tendientes a regularizar dicha situación, teniendo presente los principios de transparencia y publicidad administrativa, contenidos en el artículo 30 de la ley N° 18.575 y en el artículo 16 de la ley N° 19.880, debiendo informar lo resuelto a la Contraloría Regional de Valparaíso en el plazo de 30 días hábiles contado desde la recepción de este oficio», añade el documento.

ALCALDÍA: «NO HUBO PROSELITISMO»

El director del departamento jurídico del municipio porteño, Nicolás Guzmán, señaló que la actividad «no constituyó por parte del alcalde una actividad de proselitismo político».

«La Contraloría, recogiendo el informe de la municipalidad, estimó que el hecho de haber facilitado el Salón de Honor del edificio consistorial para el desarrollo de dicha actividad fuera de la jornada laboral ordinaria, no constituyó por parte del alcalde una actividad de proselitismo político, ya que incluso él no asistió«, afirmó a el Mercurio de Valparaíso.

«Se consideró que la actividad fue de carácter cultural, por lo que se enmarca dentro de las funciones municipales, por lo que descartaron irregularidades en la autorización», añadió. (Emol)

Dejar una respuesta