Cned revisa plan de cierre de la U. La Araucana

Cned revisa plan de cierre de la U. La Araucana

Compartir

Reconocen que cuando supieron que la Universidad La Araucana cerrará sus puertas, lo primero que se les vino a la mente fue lo sucedido con la Universidad del Mar en 2010. Sin embargo, cuentan que con el paso de los días el temor se fue transformando en certezas ya que el plantel que depende de la caja de compensación realizó gestiones para la reubicación de sus alumnos. Es la experiencia que relatan los estudiantes de ese plantel a La Tercera.

Es viernes y no más de 30 jóvenes están en el patio de la sede, algunos conversando o jugando pin pon.  Mientras, otros están en reuniones con profesores y algunos siguen en clases. Todo parece normal, pero en el fondo es parte del final de la U. La Araucana.

Cuatro alumnos de primer año de Trabajo Social están sentados en unas bancas y aceptan contar su experiencia. Camila Concha Peralta cuenta que “al principio tuvimos mucho temor y teníamos mucha desconfianza, nos imaginamos que cualquier día íbamos a encontrar la universidad cerrada, pero cuando el rector nos dio respuestas concretas sobre la reubicación y la repactación de deudas quedamos más tranquilos”.

En el caso de Camila, ella se trasladará a la U. Iberoamericana, que será una institución receptora de alumnos de la U. La Araucana. Según explica, “ya firmé la solicitud de matrícula y me dijeron que me van a respetar la beca del 36% del arancel que yo tengo acá, además no deberá pagar por la matrícula”.

Su compañera de carrera Tania Figueroa Lincofil no ha tenido igual suerte y relata que “el jueves supe que la U. Iberoamericana no me va a mantener la beca del 100% que tengo actualmente y el rector de acá me dijo que debo hacer una carta para explicar cuánto puedo pagar”. Y agrega que “tenemos miedo de terminar igual que la U. del Mar”.

La U. Iberoamericana de Ciencia y Tecnología (Unicit) ofreció recibir a los cerca de 400 estudiantes que tiene la institución que está cerrando y según explica el rector Félix Viveros, esto se produjo porque las tres carreras que imparte La Araucana; que son Trabajo Social, Ingeniería Civil Informática e Ingeniería Comercial; también se dictan en dicha casa de estudios superiores. Además, las mallas curriculares son coincidentes y el perfil de los alumnos y profesores es similar.

Y justamente esta semana los jefes de carrera de la U. Iberoamericana se acercaron a la U. La Araucana para conversar con los estudiantes y responder dudas. “Ya tenemos unos 150 alumnos que han firmado una solicitud para matricularse en nuestra universidad, lo que es absolutamente voluntario”, explica Viveros. Además, el rector de la U. Iberoamericana detalla que se van a respetar los aranceles que actualmente tienen los estudiantes y que sólo se reajustarán en relación al IPC de cada año.

“TRISTE PERO INEVITABLE”

La U. La Araucana estaba en proceso de licenciamiento para obtener su autonomía ante el Consejo Nacional de Educación (Cned) cuando el directorio tomó la decisión de cerrar voluntariamente la institución. Según cuenta el rector Alvaro Arriagada “la única razón del término de actividades de esta casa de estudios es insolvencia financiera”. Y reconoce que es una decisión “triste pero inevitable”.

Además, dice que la mayor preocupación por estos días en dejar a todos sus estudiantes reubicados para lo cual están terminando de definir un acuerdo de apoyo académico y de continuidad de estudios con la Unicit.

Y, señala que para concretar el fin de sus funciones presentaron el Plan de Cierre Programado que exige el Cned, que “debe garantizar la continuidad de estudios de todos nuestros estudiantes”.

Justamente este viernes Arriagada estaba afinando las respuestas que daría la institución a las observaciones que hizo el Cned al plan de cierre propuesto por el plantel, el que debía ser entregado hasta las 17.00 del 20 de noviembre.

Respecto de los trabajadores, el rector indicó que “lamentablemente todo el personal académico y administrativo debe cesar en sus funciones. Algunos serán incorporados a la universidad receptora. Los demás tendrán cumplidos oportunamente sus derechos laborales”.

La planificación del cierre de la universidad incluye también acciones para repactación de las deudas, la opción de que en casos calificados se condone el total o una parte de la deuda morosa de algunos estudiantes y el compromiso de entregar todos los pagarés que hayan sido cancelados o repactados.

Con respecto a la situación de los alumnos que tenían becas, el rector Arriagada indica que en líneas generales  la U. Iberoamericana “respetará y mantendrá los beneficios y becas. Las situaciones de beneficios por un año, se estudiarán caso a caso entre ambos rectores. El espíritu es que ningún estudiante sea perjudicado por la situación de la U. La Araucana”.

En tanto, el presidente del Cned, Pedro Montt, indica que “hemos hecho una serie de requrimientos y aclaraciones al plan de cierre que apuntan a resguardar el derecho de los estudiantes para la reubicación”. 

Además, agrega que “pedimos saber qué va a pasar con el personal en el proceso de cierre”. Montt añade que “una vez aclarados los puntos podremos ponderar si es el plan de cierre voluntario aprobado y proceder a darle curso para que el procedimiento sea rápido y los estudiantes sean reubicados”. Y remarca que “ninguna universidad puede cerrar de un año a otro sin asegurar la continuidad de sus estudiantes”.

Dejar una respuesta