Científica líder de COP25: «Chile tiene que predicar con el ejemplo»

Científica líder de COP25: «Chile tiene que predicar con el ejemplo»

Compartir

El compromiso que adquirieron los países participantes del Acuerdo de París fue desarrollar las acciones necesarias para limitar el calentamiento global en 2 °C.

«Y en este momento estamos diciendo que eso debería revisarse y que sean 1,5 °C», plantea Maisa Rojas, recientemente nombrada como la coordinadora de las mesas de trabajo científicas de la COP25, la cumbre mundial más grande de cambio climático, que se realizará en Chile entre el 2 y el 13 de diciembre.

«Ahora, eso es factible, vale la pena, pero requiere de una transformación sin precedentes para la humanidad. Ese es el contexto de esta COP», señala la doctora en Física de la Atmósfera de la U. de Oxford y académica de la U. de Chile.

Así, Rojas apunta a que es necesario una «mayor ambición» en materia medioambiental, para proponerse metas más exigentes y programas concretos que apunten a la reducción de emisiones, la mitigación de los efectos y la adaptación al cambio climático.

«Nuevamente la evidencia científica nos dice que la contribución de Chile es altamente insuficiente», sostiene. «Si todos los países se comprometieran con lo mismo que Chile, estaríamos llegando a un calentamiento de 3 °C o más», explica.

En esa línea, la académica apunta a que desde que se firmó el acuerdo los países han ido adquiriendo más compromisos, por lo que ahora se están revisando los avances en esa materia.

«En esta tarea de revisión que tiene el país, además en el contexto de que está siendo anfitrión de la COP, Chile tiene que predicar con el ejemplo y ponerse las pilas», advierte.

Para ello, cree que es necesario un cambio de mirada: «Esto no es un problema medioambiental, es un problema de desarrollo del país».

DESAFÍO

Sobre su nombramiento, la doctora Rojas asegura que era algo «que no esperaba».

De hecho, estaba en la Universidad de Oxford cuando, en enero, la llamaron para preguntarle si aceptaba el desafío de liderar a la comunidad científica en la cumbre y formar parte del Consejo Asesor Presidencial.

«Estaba en un año sabático del que llegué hace tres semanas. Desde la distancia veía muy lejano esto, pero creo que dimensioné rápidamente lo que iba a significar y sentí que estaba en condiciones de asumir el desafío», cuenta.

La también climatóloga y directora del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR) {+2} de la U. de Chile, asegura que estar a la cabeza de la comunidad científica en la COP25 pone de manifiesto el trabajo y aporte que las mujeres han hecho en las ciencias.

«Es una gran satisfacción como científica y como mujer el sentir que uno tiene el reconocimiento para liderar este proceso», dice. «Hemos podido posicionarnos científicamente y por eso ahora estamos apoyando este proceso desde una posición de liderazgo», reflexiona.

Rojas advierte también que el aporte de la comunidad, institucionalizado en el Ministerio de Ciencias, es clave en temas medioambientales.

«Es una tremenda oportunidad que justo este año se le pida al ministerio que participe activamente en este hito, que está basado en la ciencia, porque es la evidencia científica la que nos alertó del cambio climático», acota. (El Mercurio)

Dejar una respuesta