Biden aplaza deportaciones y suspende programa «Quédate en México»

Biden aplaza deportaciones y suspende programa «Quédate en México»

Compartir

El Gobierno de Joe Biden anunció la suspensión de deportaciones de inmigrantes por 100 días, aunque con algunas excepciones, según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Además, interrumpió el programa «Quédate en México» y presentó un nuevo camino a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados.

«Durante 100 días, a partir del 22 de enero de 2021, el DHS suspenderá las deportaciones de ciertos no ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada», detalló el secretario interino, David Pekoske, recién nombrado por Biden.

La razón, dijo Pekoske, es «garantizar» que Estados Unidos tenga «un sistema migratorio justo y eficaz centrado en proteger la seguridad nacional, la seguridad fronteriza y la seguridad pública», por lo que ordenó «revisar y reiniciar» los protocolos.

El DHS no aportó en el comunicado detalles sobre las personas que quedan excluidas de la medida de los 100 días. Si bien Biden anunció durante su campaña que se comprometería a suspender las deportaciones, en ese entonces no mencionó que existirían excepciones.

Biden adquirió este compromiso después de recibir duras críticas durante las primarias demócratas por las deportaciones masivas del Gobierno de Barack Obama, del que él fue vicepresidente. Esta medida afectó a tres millones de inmigrantes, cifra que no se compara con ningún otro gobierno de EE.UU., incluido el de Donald Trump.

La pausa por 100 días de las deportaciones se suma a otra medida anunciada este miércoles por el DHS: La suspensión a partir de las inscripciones al programa «Permanezcan en México», que permitió a Trump devolver al país vecino a los solicitantes de asilo.

Además, Biden aprobó una serie de medidas migratorias dentro del paquete con 17 órdenes ejecutivas que ha firmado tras instalarse en la Casa Blanca, como el refuerzo del programa para jóvenes indocumentados conocidos como «soñadores» o la revisión de las prioridades a la hora de arrestar a inmigrantes sin papeles.

Asimismo, presentó un plan migratorio que prevé regularizar a 11 millones de indocumentados, aunque ese proyecto depende del Legislativo. (Emol-EFE)

Dejar una respuesta