Banda incendiaria quema dos casas más en área de Quidico, Araucanía

Banda incendiaria quema dos casas más en área de Quidico, Araucanía

Compartir
02 de JULIO de 2020 / CAÑETE 3 cabañas de veraneo más una bodega fueron quemadas anoche por desconocidos en el sector de la reserva Lanalhue a orillas del lago. En el lugar se encontraron escritos alusivos a la libertad de los presos políticos mapuche. FOTO: AGENCIAUNO

Pérdidas millonarias dejó un nuevo ataque incendiario registrado en una vivienda en la comuna de Tirúa, región del Bío Bío.

Luego se conoció la destrucción de un segundo domicilio.

El primer hecho ocurrió faltando pocos minutos para la 01:00 horas de este jueves y afectó a una casa habitación ubicada en la avenida Costanera de Quidico.

De acuerdo a vecinos, antes de que comenzara el fuego se sintieron ruidos y disparos, y acto seguido, la vivienda se vio envuelta por las llamas quedando completamente reducida a escombros.

La vivienda pertenecía a Víctor Hugo Fulgeri Barbieri y estaba ubicada a una distancia de 500 metros del retén de la caleta de Quidico.

Luego se conoció que más tarde de ocurrido el ataque a la casa de Fulgeri, otro domicilio fue quemado por desconocidos en Quidico. Se trata de una vivienda perteneciente a Gladys Carrasco.

Esta es la segunda vez que la mujer es víctima de un ataque, ya que sufrió un hecho similar en septiembre del año pasado. La familia tenía amenazas y abandonó la zona.

Este es el quinto ataque de este tipo en lo que va del año en la zona y el número 46 que ha afectado a casas, cabañas y galpones, específicamente en la localidad de Quidico, comuna de Tirúa.

El dueño del inmueble que fue totalmente destruido en el sector Quidico, Víctor Hugo Fulgeri, hizo una fuerte crítica y descargo tras los delitos en su contra.

 

“A las 1:30 de la madrugada, al rededor 5 individuos encapuchados rompieron los cercos y procedieron a quemar mi casa con bencina. La semana pasada fui víctima de disparos también”, indicó Víctor Hugo.

El propietario además realizó un descargo, en el que aseguro que “vivimos en un país en que no hay Estado de Derecho. Que las autoridades se pongan los pantalones. Estas son personas enfermas, desquiciadas, no hay parámetros para ellos”.

Tras ser preguntado por Radio Bío Bío si logró comunicarse con personal policial, respondió que “he tenido contactos con Carabineros, pero ellos están con las manos atadas. Pareciera que andan con una honda”, terminó aseverando la víctima.

(Bio Bio-El Mostrador)

Dejar una respuesta