Bachelet: Acuerdo de Escazú es base para la democracia ambiental

Bachelet: Acuerdo de Escazú es base para la democracia ambiental

Compartir

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo este jueves que el Acuerdo de Escazú es la base para la democracia medioambiental en América Latina y el Caribe.

Bachelet participó en un evento con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos, parte del programa de la segunda reunión -en este caso virtual- de los países signatarios del Acuerdo de Escazú, oficialmente Acuerdo Regional sobre Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, que se clausura hoy.

La funcionaria señaló que el Acuerdo de Escazú es además importante para reconocer a los indígenas de América Latina, que, dijo, tanto contribuyen a conservar el medioambiente en la región.

«Hay que asegurar la biodiversidad», sostuvo Bachelet, tras subrayar además que es fundamental que se fortalezca el Acuerdo de Escazú para evitar que las minorías sean discriminadas.

SEGUIR AVANZANDO

El encuentro, bajo el auspicio del Gobierno de Antigua y Barbuda, se espera que sirva para avanzar en el análisis de los temas que se trataron en la primera reunión de la conferencia, así como estrategias y alianzas para una pronta entrada en vigor e implementación del acuerdo.

La vicepresidenta de la República de Costa Rica, Epsy Campbell, indicó por su parte que el medioambiente y el desarrollo económico no pueden ir separados.

Subrayó que el Acuerdo de Escazú garantiza un derecho para el medioambiente de los países de la región y permitirá disponer de mayor y mejor información.

Campbell incidió además en que el Acuerdo de Escazú funcionará como defensa para las poblaciones de origen africano asentadas en la región, que han defendido históricamente el medioambiente.

«Este acuerdo permite avanzar en el área del medioambiente», destacó.

DESAFÍO MEDIOAMBIENTAL

La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Martha Delgado, indicó por su parte que el Acuerdo de Escazú supone un «desafío enorme para el medioambiente de la región».

«Nuestra región está en proceso de construcción de instituciones que defienden el medioambiente», indicó, después de reconocer que en su propio país muchas personas que se dedican a esa tarea han sido atacadas.

La secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, señaló que el Acuerdo de Escazú «es el primero de su clase en Latinoamérica y el Caribe negociado por sus propios pueblos».

«Se trata de un acuerdo pensado en las futuras generaciones», resaltó, tras afirmar que el objetivo era dotar a la región de garantías respecto al derecho ambiental.

«El Acuerdo de Escazú es nuestro, porque se negoció con la sociedad y defiende a los que luchan por el medioambiente», destacó.

El Acuerdo de Escazú fue firmado el 4 de marzo de 2018 en la ciudad costarricense del mismo nombre, en lo que es considerado el primer tratado multilateral en América Latina y el Caribe sobre asuntos ambientales y que da apoyo a los derechos humanos en general y los ambientales en particular.

El acuerdo entrará en vigor una vez que obtenga 11 ratificaciones. Hasta la fecha ya ha alcanzado diez y varios países se encuentran próximos a concluir el proceso. (Cooperativa)

Dejar una respuesta