Apoyo a la clase media: créditos a tasa cero y postergación de...

Apoyo a la clase media: créditos a tasa cero y postergación de hipotecarios

Compartir

Desde La Moneda, el presidente de la República, Sebastián Piñera, anunció un nuevo paquete de medidas, esta vez para ir en apoyo de la clase media, con el foco en los grupos que no han recibido las ayudas estatales enfocadas en las personas más vulnerables, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y que está basado en cuatro ejes: Crédito Covid Clase Media, postergación  de créditos hipotecarios, ampliación del subsidio de arriendo y ampliación del crédito para la educación superior.

Con el fin de fortalecer uno de los programas ya vigentes de su administración llamado “clase media protegida”, el jefe de Estado anunció que se enviará un proyecto de ley para abrir la posibilidad que este sector acceda a créditos blandos, a tasa 0% y con períodos de gracia.

El primero de esos mecanismos implica un crédito blando administrado por la Tesorería General de la República de hasta $ 2.600.000, que se podrá reintegrar en un plazo de cuatro años a través de retención de impuestos. El monto puede retirarse en cuatro cuotas de hasta $ 650 mil mensuales y contará con un período de gracia de un año. 

Para acceder, las personas deberán ser trabajadores formales desempleados, afiliadas al seguro de cesantía o con contrato suspendido por ley de protección del empleo y demostrar una caída mayor o igual al 30% en sus ingresos y deberán tener un ingreso superior a los $ 500 mil.

El segundo eje contempla medidas en materia de vivienda: quienes hayan perdido hasta el 30% de sus ingresos podrán postular a un subsidio de hasta $ 150 mil para arriendos de hasta $ 400 mil, durante un período de tres meses.

Además, se abren opciones para postergar los pagos de créditos hipotecarios. En marzo la banca acordó con sus clientes la posibilidad de diferir en hasta tres meses el pago, asumiendo en ese momento que la emergencia sanitaria se extendería hasta junio.  Sin embargo, dado que el estado de catástrofe se extendió por tres meses adicionales, dicho programa también se ampliará por el mismo lapso.

El Estado entregará una garantía al sector bancario para que asuma mayor riesgo y con ello se podrá postergar el pago de dividendo en hasta seis meses y podrán postular quienes no tengan mora superior a 29 días y cuya vivienda tenga un valor inferior a $285 millones.

En cuanto a educación superior, se abrirá un proceso excepcional de postulación al CAE para estudiantes del 90% más vulnerable, que no cuenten con otros beneficios estudiantiles y que hayan visto perjudicada su situación económica después del proceso de postulación 2020.

Los anuncios del mandatario se dan luego de una semana marcada por la presión incluso de los partidos oficialistas, que han llamado al Ejecutivo a pensar más allá de los sectores vulnerables.

En esta línea ha tomado fuerza la discusión sobre permitir el retiro parcial de los fondos de las AFP para que las personas puedan sobrellevar la crisis económica, algo que en Palacio por ahora descartan.

En el marco del anuncio, el mandatario señaló que el gobierno, «recogiendo propuestas de muchos sectores y, especialmente de los partidos de Chile Vamos, y en plena sintonía con la ciudadanía, estima urgente y necesario impulsar un plan de apoyo especial para la clase media».

OPOSICIÓN: MÁS DEUDAS

Desde la oposición, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz sostuvo que «creo que ya era hora que el presidente escuchara el dolor de la clase media, que ha sido como la víctima silenciosa de esta crisis. Pero, efectivamente, yo creo que la solución no puede ser endeudar más a una clase media que ya está sobre endeudada. A mi juicio, la solución serían transferencias directas», dijo en conversación con Cooperativa.

En ese sentido, recordó al Acuerdo Nacional que se llegó con el Gobierno con ajustes de montos al IFE, pero destacó que «esos dineros no están llegando«. Sin embargo, valoró los créditos blandos, pero «habría que esperar ver la letra chica».

En cuanto a la postergación de créditos hipotecarios, planteó que para familias de clase media que hayan perdido el empleo, probablemente estén en mora superior a 29 días, «eso limita enormemente el universo de personas que puedan postular», planteó.

Desde el PS, el presidente Álvaro Elizalde planteó «¿qué sentido tiene otorgar créditos si con la destrucción de empleos que está generando la crisis, las familias no van a tener con qué pagar? Al parecer el gobierno sigue sin tomar consciencia de la magnitud de la crisis.»

Para el senador José Miguel Insulza, de esa misma tienda, fueron valorables los anuncios, sin embargo también apuntó a los créditos, señalando que «probablemente lo medular esté en los préstamos, que está sugiriendo hacer por vía estatal, suponemos que a través del Banco Estado, no podemos saberlo ahora«.

«Vamos a examinar esto con calma, él mismo dijo que lo había discutido con partidos de gobierno, bueno, los partidos de oposición no sería razonable que nos pronunciáramos ahora sin examinarlo más en detalle. En los próximos días lo iremos viendo con espíritu constructivo, como corresponde», zanjó.

El timonel DC, Fuad Chahin dijo alegrarse que «de una buena vez se empiecen a tomar medidas para la clase media tal como lo veníamos solicitando, nos hubiese gustado consensuarlo con las propuestas nuestras. Algunas van en la línea correcta como los créditos con 0% de interés que nos parece que le dan oxígeno a la clase media«.

Sin embargo, dijo que hay dudas respecto a otros anuncios como que «la postergación de los créditos tiene que ser sin interés, nos parece que exigir que tengan menos de 29 días de mora cuando la realidad es que se arrastra hace mucho tiempo los problemas económicos de muchas personas. Van a dejar con más problemas, afuera de la posibilidad de pactar sus créditos en buenas condiciones, y también hay que incluir a los créditos hipotecarios».

En tanto, calificó otras medidas como «derechamente insuficientes», como «el subsidio al ahorro, que nos parece que tanto el monto del aporte como el del arriendo que se puede co-financiar es bajísimo y deja a la inmensa mayoría de sectores medios fuera. Y otras que simplemente no están, como condonar los créditos universitarios como el CAE, el capital e intereses de todas las cuotas correspondientes al tiempo que dure el periodo de excepción, o la posibilidad de retirar excepcionalmente parte de los ahorros de las AFP».

Desde el Partido Radical, su presidente Carlos Maldonado planteó que «el anuncio de ‘beneficios’ para la clase media insiste en visión neoliberal. En lugar de aporte directo, nuevos créditos, es decir, más endeudamiento para una clase media ya sobre endeudada. Y, en vez de gratuidad, ampliación del CAE, para que privados sigan lucrando con la educación».

Desde Convergencia Social, el diputado Diego Ibáñez sostuvo a través de su cuenta de Twitter: «perdón, pero la #ProtecciónClaseMedia es más deuda y más CAE para los estudiantes. Es la misma receta que nos llevó al estallido… que los trabajadores paguen la crisis en cuotas. ¿No que el problema de la Clase Media era justamente la deuda?».

Por su parte, Javiera Toro, presidenta de Comunes, planteó que «las propuestas del gobierno no van al fondo del problema, que es aliviar a las y los trabajadores. Se está proponiendo que las familias se endeuden de manera permanente para mantener su economía».

«El Gobierno no entiende que la fórmula del CAE es parte del problema que tiene a Chile enfrentando la pandemia y la crisis económica con altos niveles de precariedad y no es la solución. No se hace cargo de los altos niveles de endeudamiento de las personas en Chile sino que las profundizan», zanjó.

OFICIALISMO VALORA MEDIDAS

Desde el oficialismo, valoraron que el Mandatario recogiera las propuestas que hicieron desde ese sector, pleanteando que esperan que los proyectos involucrados se aprueben con rapidez en el Congreso.

El diputado RN Alejandro Santana, miembro de la comisión de Hacienda, valoró que el Presidente «hay acogido las recomendaciones que hicimos ver de cómo ir en ayuda a la clase media en nuestro país, a través del ministro Ignacio Briones», situación que agradeció.

«Sin duda es un avance. Suficiente, claro que no. Pero es una forma de ir viendo, a medida de las necesidades, del levantamiento de la información, de las cobertura que están generado, de ir haciendo nuevos instrumentos y nuestras estrategias para apoyar. Esta pandemia está, a mi juicio, lejos de superarse y va a requerir de mucho apoyo y de mucha capacidad de acuerdos, para que podamos avanzar».

De esa misma tienda, la diputada Paulina Núñez planteó que «por primera vez llegaremos a miles de familias de ingresos medios que nunca han recibido apoyo del Estado. Agradezco que el Gobierno haya recibido todas las propuestas de RN, ahora a legislar con urgencia para concretar estos anuncios y alivianar los bolsillos de familias que no lo están pasando bien».

«Valoro que nos centremos en proteger la vivienda, valoro que lleguemos con subsidios de arriendos para familias que no han podido pagarlo y permitir a aquellas familias que no han podido pagar su crédito hipotecario que lo posterguen sin intereses, sin castigos», complementó.

Por su parte, el senador de Evópoli, Felipe Kast, también destacó los anuncios para la clase media, «y por eso hoy día valoramos, luego del acuerdo que se hizo por el covid-19, pudiera implementar un plan concreto de aquellas familias que quedaron fuera de los beneficios y que hoy día lo están pasando muy mal. Esperamos que este proyecto se apruebe con rapidez, y que el apoyo a la clase media, que es la que mueve Chile, llegue lo antes posible».

Desde la UDI, el senador Iván Moreira, habló de un esfuerzo del Gobierno para enfrentar la situación que atraviesa la clase media. «Esta es una demostración más del esfuerzo de hacer lo imposible con los pocos recursos del estado para enfrentar la pandemia, y hoy día, el Gobierno se enfoca en la clase media, la que ha estado más desprotegida».

En ese sentido, aprovechó de lanzar críticas a los dichos de la oposición, planteando que es «insaciable, que lo quiere todo, y nosotros como Gobierno hemos actuado con un endeudamiento responsable, porque tenemos que mirar hacia el futuro. Aunque las comparaciones son odiosas, hay que señalar que nosotros no podemos terminar en la ruina como está terminando Argentina«. (DF)

Dejar una respuesta