Apoyo a cias. estratégicas será vía ley especial, sin recursos de fondo...

Apoyo a cias. estratégicas será vía ley especial, sin recursos de fondo Covid-19

Compartir

El gobierno presentó indicaciones al proyecto de ley que crea un fondo especial -denominado «Covid 19» para enfrentar la emergencia sanitaria por hasta US$12 mil millones, modificando la forma en que se apoyará a las empresas estratégicas en medio de la emergencia sanitaria y social.

El proyecto fue aprobado por la Sala de la Cámara y enviado al Senado para su segundo trámite.

Dentro de los cambios más importantes, se eliminó la frase -vía indicación del Ejecutivo- de «apoyo a las empresas estratégicas» como uno de los objetivos del instrumento. Y se agregó la frase de que «los apoyos a empresas estratégicas, a través de deuda o transferencias de capital, se adoptarán caso a caso, y se materializarán a través de una ley especial al efecto, la cual establecerá el canal específico a través del cual se efectuará dicho apoyo, el que no se imputará con cargo al fondo creado por la siguiente ley».

Lo anterior precisa que cualquier rescate o apoyo a grandes empresas estratégicas será por ley individual que precise la forma de rescate y los recursos necesarios. De esta forma el Ejecutivo logró mayor apoyo al proyecto que había tenido resistencia de parte de algunos sectores de oposición que señalaban que la iniciativa destinaría los recursos principalmente al rescate de grandes empresas en desmedro de las pymes.

OTROS CAMBIOS

Otros de los ajustes fueron propuestos por parlamentarios de oposición, los que fueron aprobados en la Sala.

Una fue presentada por el diputado PS, Leonardo Soto, y establece que «se prohíbe la transferencia de recursos o apoyo financiero a empresas controladas por sociedades con domicilio principal o que tengan filiales en paraísos fiscales. Misma prohibición aplicará para las empresas relacionadas con sedes en estos territorios o jurisdicciones con un régimen tributario preferencial».

En tanto también se respaldó una indicación del diputado de RD, Giorgio Jackson, que señala que «las empresas estratégicas solventes que perciban transferencias de recursos o el apoyo financiero del Estado a través del fondo y que estén organizadas como sociedades anónimas sólo podrán distribuir hasta el mínimo a sus accionistas los dividendos en la cantidad anualmente contemplada, esto es un 30% de las utilidades líquidas de cada ejercicio. Esto regirá durante el periodo que subsista el apoyo financiero del Estado y hasta por dos años de realizada la transferencia o de acabado el apoyo»

Agrega que «de la misma manera y periodo de tiempo, los directores de las empresas estratégicas solventes individualizadas en el inciso anterior recibirán el pago de un máximo de un 50% de la remuneración promedio de los últimos seis meses anteriores a la recepción de ayuda económica del Estado, sin percibir honorarios, bonos u otros estímulos adicionales por el ejercicio de dicho cargo».

Hubo otra indicación de parlamentarios de oposición que prosperó que señala que «se prohíbe la transferencia de recursos o el apoyo financiero del fondo indicado en el artículo primero a empresas que se encuentren condenadas por sentencia firme y ejecutoriada en ilícitos graves contra la libre competencia».

Ahora el gobierno debe evaluar los pasos a seguir en el Senado en el sentido de corregir o respaldar los cambios sufridos en el trámite en la Cámara de Diputados.

El diputado de la UDI, Guillermo Ramírez, se mostró «indignado» por la votación de la oposición y aseguró que «faltó a su parte del acuerdo rigidizando este fondo de ayuda de una forma absurda. Cada peso que se gaste de esos US$12 mil millones va a tener que estar precedido por una ley, es decir, si es que había una industria como la del turismo o del transporte colectivo que necesitaba ayuda directa y rápida del Estado ahora no va a poder ocurrir porque la oposición a este fondo le puso la traba de que se tiene que aprobar por ley. Esto va contra el espíritu del fondo, va contra el espíritu del acuerdo, transforma en una tortuga lo que debía ser un conejo». (DF)

Dejar una respuesta