Analizan las repercusiones constitucionales de las dos listas opositoras

Analizan las repercusiones constitucionales de las dos listas opositoras

Compartir

«Nos quedan pocas horas», dijo el presidente de la DC, Fuad Chahín, este martes. «Queremos reiterar este llamado que hemos hecho públicamente, porque no podemos terminar o en una lista única o en una dispersión total de 5 o 7 listas. Yo creo que es perfectamente posible transitar por el camino del medio: tener dos listas fuertes», aseguró en radio Duna.

Dos días antes, el timonel de la falange había afirmado que era «indudable» que terminarían existiendo dos alternativas. «Nuestra invitación es a que tengamos dos listas que incluyan el mayor número de independientes y que estos no se dispersen en distintas alternativas que terminen subsidiando a la derecha», agregó en Cooperativa.

Ese domingo, los partidos de Unidad Constituyente (PRO, PS, PR, PPD, DC y Ciudadanos) se reunieron con diferentes colectividades del Frente Amplio, como Revolución Democrática. «Es la máxima unidad posible para enfrentar el proceso constituyente», dijo la presidenta de RD, Catalina Pérez, quien llamó a «evitar la dispersión».

Pero en la reunión hubo un gran ausente: el Partido Comunista. «Hace ya un tiempo que optamos por las dos listas, por varias razones», dijo el diputado Guillermo Teillier (PC) a Tele 13 Radio.

«Era difícil ponerse de acuerdo en los asuntos programáticos de una lista única, hay muchas diferencias que se han visto y han entorpecido los acuerdos. Además una lista restringía mucho la participación de muchos sectores», añadió.

«¿Usted cree que en una lista donde van los socialdemócratas neoliberales y los antineoliberales se consiguen más votos que cada uno vaya a buscar sus respectivos votos?», preguntó por su parte el alcalde Daniel Jadue (PC) en Canal 13.

«Yo creo que se consiguen muchos más yendo dos. Es la misma percepción que tiene la DC y por primera vez estamos de acuerdo».

Mientras parece seguro que una lista única es un objetivo inalcanzable y que, por sobre todo, ya nadie persigue, se vislumbra que el escenario más probable es el de lograr la conformación de dos grandes listas entre las que se divida la oposición. ¿Tendrá la dispersión instrumental de las candidaturas efectos programáticos en el funcionamiento de la convención?

UNA CANCHA ABIERTA

«La división de la oposición es irremediable», comienza diciendo el director del Centro de Análisis Político de la U. de Talca, Mauricio Morales.

«Es perfectamente posible competir en varias listas, pero bajo un programa común. El problema de la oposición es que esta división en varias listas no responde a una decisión estratégica, sino que a diferencias de fondo que —hoy por hoy— parecen insuperables«, advierte.

«Una cosa es tener distintas visiones estratégicas frente a la forma de armar listas para una elección y otra muy distinta es enfrentarse diariamente y en público, con reproches mutuos y una animadversión declarada», explica.

«Lo esperable es que en la convención constitucional estas diferencias nuevamente afloren, pero ahora en torno a los contenidos centrales de la Constitución», agrega.

Para la académica del Instituto de Asuntos Públicos de la U. de Chile, Mireya Dávila, nada está escrito en piedra. «La posibilidad de una convergencia programática dependerá de cómo quede configurada la asamblea y de la existencia de liderazgos individuales o grupales aptos para aunar criterios, mínimos aceptables y estrategias procedimentales», opina.

La analista advierte que «a mayor dispersión, los costos de coordinación programática serán más altos», aunque «es posible que en determinados temas singulares las coaliciones y alianzas sean cambiantes y ad hoc».

Para lograr esa coordinación y cooperación, explica, se deberá considerar «el balance de fuerza entre los representantes». «Si favorece a la derecha, subirán los incentivos para la coordinación entre la izquierda y la centro izquierda«, dice.

«También influirá la cantidad de militantes e independientes que compongan finalmente la convención«.

A los ojos del director del Centro de Estudios Públicos (CEP), Leonidas Montes, los análisis y proyecciones serán interesantes de hacer una vez que se publique la conformación de las listas.

«Creo que vamos a tener una evaluación de la generosidad que han tenido los partidos políticos para invitar a independientes, por ejemplo«, dijo en Mirada Política en EmolTV.

«Va a ser interesante el análisis que hagamos de qué es lo que hicieron los partidos políticos: ¿realmente llevaron a personas con la confianza de que van a ser un aporte en este proceso o fueron simplemente a ganar por una cuestión de cuoteo o por mantener estos privilegios sobre los cuales la gente tanto se queja?», aseguró.

Montes espera que haya «ciertos acuerdos importantes que resuciten o revitalicen el rol que juegan la política y los partidos«. (Emol)

Dejar una respuesta