Alumnas de U. de Playa Ancha en toma feminista van a huelga...

Alumnas de U. de Playa Ancha en toma feminista van a huelga de hambre

Compartir

Alumnas de la Universidad de Playa Ancha (Valparaíso) decidieron ir más allá con sus protestas por demandas feministas. Además de formar parte de la única institución que continúa en toma por dicha temática -que hace algunos meses mantuvo a cerca de 20 casas de estudio en la misma situación-, cuatro de ellas anunciaron el inicio de una huelga de hambre.

Hoy se cumplen 106 días desde que un grupo de jóvenes ocupó el plantel para exigir la suspensión de profesores acusados de acoso y abuso de poder, la aprobación de un protocolo contra el acoso y la creación de un departamento de género.

La Asamblea de Mujeres y Disidencia, que reúne a alumnas del recinto, asegura que la idea del ayuno nació para «visibilizar el contexto en que se encuentra la toma».

Uno de los puntos que han sumado a sus demandas es crear una comisión de emergencia para resolver el tema de los docentes acusados.

«Pero la comisión que la universidad nos ofrece es a medias, porque no garantiza la protección de nuestras compañeras que han sido violentadas y abusadas», agrega la asamblea.

Tres de las jóvenes que anunciaron el ayuno son de la Facultad de Arte y una estudia Educación Parvularia. Como medida de presión, advierten que «a medida que pasen los días se van a ir sumado compañeras a esta huelga de hambre».

El rector Patricio Sanhueza dice que comparte la «sensibilidad con estas alumnas que están en huelga de hambre, pero sentimos que hemos dado respuesta a todos los temas que se nos han planteado».

«No me explico por qué motivo, habiendo resuelto prácticamente todo, todavía hay alguna aprensión (…). Espero que prime la racionalidad de los estudiantes y podamos acordar esto», añade.

U. IBEROAMERICANA

Un grupo de jóvenes de la U. Iberoamericana -plantel en proceso de cierre desde fines de 2017- trepó las señaléticas de la Autopista Central para exigir sanciones para Carabineros, al que acusan de disparar contra una alumna del plantel que estaba en una protesta previa.

Paz Gajardo, presidenta de la Federación de Estudiantes, advirtió la «radicalización del movimiento», que aboga por una solución para retomar las actividades académicas. Los alumnos llevan ocho meses sin clases.

«No queremos que pierdan más clases y tampoco que la angustia los obligue a realizar actos como el de ahora (ayer)», dijo Juan Eduardo Vargas, jefe de Educación Superior del Mineduc.

«Estamos en conversaciones muy avanzadas con la U. de Santiago para firmar el convenio», agregó el personero, quien sostuvo que pronto tendrían un borrador definitivo, y estarían en condiciones de firmar el convenio en los próximos días. (El Mercurio)

Dejar una respuesta