Alcaldesa de Vitacura, Camila Merino, renueva plana mayor de municipio

Alcaldesa de Vitacura, Camila Merino, renueva plana mayor de municipio

Compartir

Un listado de 26 funcionarios dejaron de prestar servicios entre el 30 de junio y el 1 de octubre de este año con el cambio de administración en la Municipalidad de Vitacura. Se trata de la mayor renovación interna que experimenta la corporación edilicia en más de 20 años y que derivó en una serie de salidas y también ingresos. El recambio de funcionarios se produce en medio de una investigación que lleva adelante el Ministerio Público por los presuntos delitos de fraude, malversación de fondos públicos, falsificación de instrumento privado y lavado de activos en contra del exalcalde Raúl Torrealba (RN). Esto luego de que la nueva jefa comunal, Camila Merino (Evópoli), detectara una serie de irregularidades en el traspaso de recursos a organizaciones funcionales, como VitaDeportesVitaSalud VitaEmprende.

Entre los que dejaron el municipio está un estrecho colaborador del “Tronco” Torrealba. Se trata de Aldo Sabat Pietracaprina, hermano de Pedro Sabat, exjefe comunal de Ñuñoa, y tío de Marcela Sabat, la senadora. El exconcejal se desempeñó en el cargo de administrador municipal entre el 22 de septiembre de 1997 y el 30 de abril de 2010. Luego fue asesor de la alcaldía desde el 6 de diciembre de 2016 al 30 de junio de 2021. Es decir, el último día de la gestión de Torrealba, él también dejó sus funciones.

El pasado 8 de septiembre, Francisca Chadwick Costa, hija del exministro del Interior Andrés Chadwick, también renunció a la Dirección de Comunicaciones, Asuntos Corporativos y Prensa. Al igual que María Teresa Nielsen, periodista, que formaba parte de la Dirección de Gabinete de la Alcaldía y que dejó de prestar servicios el 29 de julio de 2021.

Los 26 funcionarios que formaban parte del municipio sumaban remuneraciones mensuales por $ 47.605.806, siendo los mejores pagados: Aldo Sabat con $ 5.695.200 y Michael Ecclefield Varas, $ 5.292.000, quien se desempeñaba como profesional coordinador de la Dirección de Innovación y Sustentabilidad.

Pablo Allard es otro de los asesores de la municipalidad que no siguió más con la llegada de la nueva administración. El arquitecto se desempeñó desde el 1 de agosto de 2013 hasta el 30 de agosto pasado como asesor en diseño urbano y mantenía una remuneración bruta de $ 2.258.823.

Entre los nombres que escogió la nueva alcaldesa para sumarlos a su equipo cercano de colaboradores está Paulina Lobos, quien asumió como administradora municipal. Lobos, militante de Evópoli, postuló como candidata a convencional constituyente, pero perdió. Se trata de una de las funcionarias más cercanas a Evelyn Matthei, alcaldesa de Providencia, donde también tuvo el mismo cargo que hoy desempeña en Vitacura. Ambas mantienen una estrecha relación y conversan por teléfono de temas personales y laborales, según fuentes municipales.

Otra funcionaria que también llegó con la nueva administración de Merino es Pía Greene, que asumió como directora de Seguridad Pública, excoordinadora del Programa Sociedad Civil de Libertad y Desarrollo.

Ana Lorena Oviedo Hasbún, exjefa de gabinete de la exalcaldesa de San Bernardo, Nora Cuevas, quien asumió el 1 de julio como nueva directora de Desarrollo Comunitario, en reemplazo de Antonia Larraín, la sobrina de Domingo Prieto, el expresidente y representante legal de la Corporación de Deportes de Vitacura y parte de los programas de organizaciones funcionales cuestionadas.

A ellas se suman: Mauricio Irarrázabal Cerpa, que asumió como asesor jurídico. Su arribo al municipio se produce con el cambio de administración y, según cuentan cercanos al municipio, es quien lidera la estrategia legal de la corporación frente a los hechos de corrupción denunciados. El abogado de la Universidad Central anteriormente se desempeñó como fiscal de la Superintendencia de Educación y en el Servicio Nacional de Menores (Sename).

A raíz del presunto caso de corrupción, la alcaldesa Camila Merino decidió suspender de sus cargos a Antonia LarraínSergio Beaumont Araya, contralor municipal, y José Bucarey, director de la Dirección de Administración y Finanzas. Sin embargo, también han ocurrido otros cambios. Patricia Bravo asumió de manera temporal las funciones de Beaumont y hace una semana Bucarey retornó a sus funciones.

SALIDA DE UN HISTÓRICO

Con la llegada de la nueva administración de Merino también dejó su cargo en la Dirección de Gabinete de la Alcaldía de Vitacura Andrés Zarhi Troy. El exalcalde de Ñuñoa presentó su renuncia voluntaria el 1 de agosto de 2021.

En conversación con La Tercera PM, el exjefe comunal dijo mirar con cautela las acusaciones que pesan en contra de Torrealba. “Es una pena, pero creo que debe aclararse. Hay que ver si es efectivo o no. A la fecha son presuntos autores, pero mientras no se compruebe aún no hay nada. Conozco a Raúl hace muchos años y lo único que espero es que él quede absolutamente liberado de esta situación”, dijo.

Zarhi conoce a Torrealba desde hace 40 años y los últimos 11 los trabajó como asesor del municipio de Vitacura. Según él, el conflicto que hoy mantiene su amigo se debe a que Domingo Prieto presuntamente habría pedido que lo bonificaran e indemnizaran y el exalcalde le dijo que no.

Durante la gestión del exalcalde Torrealba -sostuvo Zarhi- que se puso en marcha el plan para construir el Parque Bicentenario que inauguró el Presidente Sebastián Piñera durante su primer gobierno.

Desde la Municipalidad de Vitacura explicaron que Zarhi no ejecutó esta asesoría durante el periodo en que fue alcalde de Ñuñoa. Al ser electo congeló su colaboración y posteriormente vuelve al municipio, pero alcanza a estar sólo un mes y presentó su renuncia voluntaria.

NUEVA CONCEJALA

Esta mañana se llevó a cabo una sesión extraordinaria del concejo municipal de Vitacura, la que sirvió para que Magdalena Alessandri Ossa asuma oficialmente como nueva concejala en reemplazo de Matías Bascuñán, quien la semana pasada presentó su renuncia.

Por lo tanto, el concejo municipal de Vitacura quedó compuesto por la alcaldesa Camila Merino, Maximiliano del Real, Felipe Ross, Tomás Kast, Paula Domínguez, Macarena Bezanilla, Verónica del Real, Magdalena Alessandri y Felipe Irarrázaval.

Por otro lado, el concejo de Vitacura aprobó de manera unánime el traslado del secretario administrativo, Héctor Troncoso Díaz, de la Dirección de Control a la Dirección de Desarrollo Comunitario.

Troncoso se desempeña como uno de los funcionarios de apoyo a la directora subrogante.

Según explicó la administradora municipal, Paulina Lobos, “la directora de Decom solicitó reforzar los gestores territoriales, haciéndose un concurso y un llamado interno para que los distintos funcionarios postularan. Él postuló cumpliendo todos los requisitos”. (La Tercera)

Dejar una respuesta