Escasez mundial de cable de fibra óptica amenaza el crecimiento digital

Escasez mundial de cable de fibra óptica amenaza el crecimiento digital

Compartir

La escasez mundial de cable de fibra óptica ha hecho subir los precios y alargado los plazos de entrega, poniendo en peligro los ambiciosos planes de las empresas de desplegar una infraestructura de telecomunicaciones de última generación.

Europa, India y China se encuentran entre las regiones más afectadas por la crisis, y los precios de la fibra aumentaron hasta un 70 % desde los mínimos históricos de marzo de 2021, de US$ 3,70 a US$ 6,30 por km de fibra, según Cru Group, una firma de inteligencia de mercado.

Aunque la pandemia llevó a algunos de los grupos tecnológicos y de telecomunicaciones más grandes a reducir su gasto de capital, ha habido un aumento en la demanda de servicios de datos e Internet, lo que ha provocado una escasez en la disponibilidad del material crucial pero que a menudo se pasa por alto.

Compañías como Amazon, Google, Microsoft y el propietario de Facebook, Meta, están expandiendo sus imperios de data centers para satisfacer la creciente demanda, incluida la instalación de vastas redes internacionales de fibra bajo el océano. Mientras tanto, los gobiernos han establecido objetivos ambiciosos para el despliegue de banda ancha ultrarrápida y 5G, los cuales requieren que se coloquen grandes cantidades de cable de fibra óptica bajo tierra .

“Dado que el costo de implementación se duplicó repentinamente, ahora hay dudas sobre si los países podrán cumplir los objetivos establecidos para la construcción de infraestructura y si esto podría tener un impacto en la conectividad global”, dijo Michael Finch, analista de cru.

El consumo total de cable aumentó un 8,1% en la primera mitad del año en comparación con el mismo período del año pasado, según estimaciones de Cru. China representó el 46% del total, y América del Norte representa la región de más rápido crecimiento, con un 15% anual.

LOS OTROS COMPONENTES QUE SUBEN

La escasez está respaldada por el aumento de los precios de algunos de los componentes críticos que forman parte de la tecnología de fibra óptica, en la que la luz se transporta a lo largo de fibras flexibles con un núcleo de vidrio.

Ha habido escasez de helio, un componente crucial en la fabricación de fibra óptica de vidrio, en parte causada por interrupciones en las plantas de Rusia y EEUU, lo que ha provocado que los precios del elemento aumenten un 135% en los últimos dos años. Mientras tanto, los precios del tetracloruro de silicio, otro componente clave en la producción de fibra, han aumentado hasta en un 50% según Cru.

“En mi carrera profesional nunca había visto nada como esta crisis inflacionaria”, dijo Wendell Weeks, director ejecutivo de Corning, el mayor productor de cable de fibra óptica del mundo, que desempeñó un papel importante en la invención de la tecnología en 1970.

Weeks agregó que la compañía estaba aumentando la producción para satisfacer la creciente demanda de los gobiernos, las empresas de telecomunicaciones y los grandes grupos tecnológicos, incluida la construcción de nuevas instalaciones en EEUU y Europa.

Los precios de la fibra ahora han alcanzado su nivel más alto desde julio de 2019, según Cru, aunque América del Norte se ha visto menos afectada que Europa, China e India.

Weeks dijo que en EEUU los precios habían aumentado solo un 2% en 2022 y, por lo demás, habían caído todos los años desde 2012.

Martijn Blanken, director ejecutivo de Exa Infrastructure, una empresa internacional de infraestructura digital, dijo que los precios de la fibra habían aumentado al menos un 20% en los últimos seis meses y que «en algunos casos es tan errático que es necesario comprobarlo día a día». “Agregamos cláusulas con nuestros clientes para que no seamos responsables de estas alzas de precios”, agregó.

Esto ha llevado a aumentos significativos en los plazos de entrega de algunos productos de fibra, que se extienden de 20 semanas a casi un año para muchos clientes más pequeños.

“Todos nosotros estamos dando prioridad a la entrega más rápida a nuestros clientes más importantes”, dijo Ankit Agarwal, director general de STL, uno de los proveedores de fibra más grandes de Gran Bretaña. (DF)