Luksic: “Es muy grave la posición de algunas minorías vociferantes”

El empresario más rico de Chile, Andrónico Luksic, entró de lleno a la cancha política, criticando al gobierno por el diseño de las reformas impulsadas, expresando estar decepcionado del Ejecutivo, del rumbo que ha tomado el país y de la inacción, como también de la posición de algunas “minorías vociferantes” que a su juicio es grave.

En entrevista con La Tercera, el presidente de Quiñenco y vicepresidente del Banco de Chile señala que “son muchas las cosas que como país hemos hecho mal. El gobierno se comprometió con una serie de reformas para Chile que fueron mal diseñadas, mal aplicadas y muy rápido. Se necesitaba una reforma tributaria para pagar en parte los cambios que se querían en educación y los sabios de la época tejieron una entelequia inentendible con una buena dosis de ideología trasnochada y fracasada. Si querían subir los impuestos, había que subirlos a lo que hubiese determinado el gobierno y el Congreso, pero salió un pollo con cabeza de chancho, que trataron de arreglar a menos de un año de aprobada la ley, porque se estaban afectando el empleo, el crecimiento y la inversión. Y recordemos que esa ley salió también con el apoyo de la oposición, porque nadie quería perderse la foto. Eso generó un desconcierto grande, que aún persiste”.

También coincide con el diagnóstico del ex Presidente Ricardo Lagos en cuanto a que hay una crisis política e institucional, indicando que “por una parte, tenemos un gobierno alicaído, políticos y empresarios desprestigiados, instituciones golpeadas. Y por otra, ha habido muchas cruzadas que buscan maximizar el descontento sin reparar en el daño que eso va produciendo en la sociedad. Es muy grave la postura de algunas minorías vociferantes. Estoy seguro de que la mayoría de los chilenos no quiere volver a un Chile dividido por las ideologías y es curioso que algunos pretendan eso cuando el mundo avanza en la dirección opuesta. Tenemos que cuidar el país, mejorarlo, tenemos el imperativo de hacer los cambios necesarios. Parece que estuviéramos siempre esperando que estallen los problemas para actuar. Todos sabemos que hay problemas en salud, educación, delincuencia, el conflicto en La Araucanía, el Transantiago, que es indigno y ya lleva 10 años. ¿Qué esperamos para actuar? En Chile podemos hacer mejor las cosas”.

En cuanto a la reforma educación, Luksic tiene una visión crítica a la gratuidad, ya que en la entrevista expresa que “¿sabe qué sería más injusto? Que mis hijos o mis nietos fueran a la universidad en forma gratuita, pagados por todos los chilenos. Chile es un país con un ingreso per cápita de US$ 20 mil. No alcanza, tenemos que focalizar los recursos en aquellos que más lo necesitan. No puede ser gratuita la universidad para todos, mientras tenemos los problemas graves en seguridad, salud, transporte, pensiones, en educación preescolar, básica y media”.

Sobre la movilización de la ciudadanía expresada en marchas, el empresario explica que “las últimas marchas de No + AFP demostraron que en Chile sí se puede marchar, sí puede haber una expresión pública masiva, en calma y sin destrozos. Lamentablemente, esta ha sido la excepción que confirma la regla. Y también creo que estas marchas han logrado poner a las pensiones como un punto importante en la agenda país, y eso es valioso. Pero hay que aplicar la razón. Este es un tema que hay que abordar bien, responsablemente, pero con sentido de urgencia. Hace rato se venía hablando sobre la necesidad de cambios al sistema de pensiones, pero tuvo que haber una marcha masiva para que recién se avanzara en esta discusión”.

En cuanto a la imagen del empresariado, Luksic sostiene que efectivamente “está golpeada. Ha habido errores y conductas reprochables, que  tendrán que ser sancionados si corresponde. Ha habido faltas éticas importantes y tenemos que comprometernos a subir nuestros estándares. Pero la generalización igual me parece injusta respecto de una gran cantidad de empresarios pequeños, medianos y también grandes, que no se han visto involucrados en los casos que hoy están siendo investigados. Estoy seguro de que son muchos más los aciertos. Los empresarios hemos sido partícipes de la construcción de un país que ha avanzado enormemente”.

El empresario también califica como un mito urbano su apoyo a la Presidenta Michelle Bachelet, a quien la ve actualmente “muy debilitada” y de cuya gestión en el gobierno le pone una nota “malita”.

Respecto al debate constitucional, sostiene que la Carta Magna “la hemos modificado varias veces y el punto más álgido que siempre escuché era el binominal. Ya lo cambiamos. ¿Para qué perdemos tiempo en una nueva Constitución? ¿Sólo por esto de que viene de la época de Pinochet? Si se va a hacer una reforma constitucional, creo que lo más importante es restablecer el voto obligatorio, de todas maneras, y con multas grandes para el que no vote. Si este país lo construimos entre todos, lo mínimo es que todos voten. Votar es mucho más que un derecho, es un deber. Un candidato electo Presidente debiera tener el 50% más un voto del padrón total, tenemos que ser más exigentes. La participación fortalece la democracia”.

El Mostrador/Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *